item

UN PRODUCTO ÚNICO POR SU CALIDAD Y SABOR

El chorito chileno es un producto único, ciento por ciento natural y de alta calidad. Un producto Premium para los más exigentes paladares y recomendado por reconocidos chefs debido a su sabor, color, textura y tamaño.

Sin duda, representa lo mejor de los mariscos chilenos. Asimismo, es un producto que  permite una amplia variedad de preparaciones y se puede servir frío, caliente, como aperitivo, sopa o plato de fondo. Acompañado de un buen vino se convierte en una experiencia culinaria más que especial.

Es importante destacar además que el chorito chileno tiene un precio muy accesible, sobre todo si se considera su gran calidad. Esto permite que pueda ser consumido con gran frecuencia y no sólo en ocasiones especiales. Cabe señalar además que el chorito chileno se cultiva bajo estrictos controles ambientales, en un ecosistema protegido y libre de contaminación.

Los choritos que se producen en las plantas chilenas son entregados en cuatro formatos básicos:

1. Carne IQF: carne de chorito cocida y congelada individualmente, sin concha. Su tratamiento de glaseado asegura una conservación en las mejores condiciones durante un largo periodo de tiempo con una línea de frío de – 18 C°.

2. Media Concha IQF: carne de chorito cocida y congelada individualmente, presentada sobre una de sus conchas. Este formato es de mayor valor agregado, por lo intensivo en mano de obra, y es un producto muy apreciado por los consumidores, por lo que tiene un lugar importante dentro los porcentajes de producción en la industria chilena.

3. Chorito Entero: chorito cocido y congelado al vacío, conservando su propio jugo. Este producto, que es presentado con las dos conchas que lo conforman, empacado al vacío en bolsas para los usuarios finales. A éstas se les puede agregar una variedad de salsas que resultan muy atractivas para los consumidores de mercados desarrollados como EE.UU. y Europa.

4. Producto en conserva: este producto se entrega en latas de los más diversos tamaños, dependiendo del mercado al cual serán exportadas. Por otra parte, este formato permite un sinnúmero de preparaciones, existen latas con choritos al agua, al aceite, ahumados y con innumerables salsas y aliños.